artículos

¿Por qué las dietas no funcionan?

Por qué las dietas no funcionanLas dietas, sean cuales sean, sabemos muy bien que a largo plazo no funcionan.

No podemos estar toda nuestra vida esclavos de un libro, mirando si podemos comer esto o aquello, si se nos está prohibido, o cuantos gramos nos dejan comer.

¡Qué pena, alimentarse y vivir de esta forma! ¿Por qué las dietas no funcionan?

Creo que este desconocimiento total del efecto y la reacción de lo que comemos produce una esclavitud y un fanatismo muy grave.

La mejor depuración que podemos hacer a diario, es aplicar algunas reglas de ORO:

  • Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.
  • Si deseas depurar, elimina las impurezas en tu alimentación.
  • Si deseas perder grasa, ¡Deja de comerla!
  • La proteína son los tabiques de tu templo, si deseas menos peso reduce la cantidad de proteína, especialmente la de origen animal.
  • Cena lo más temprano posible.

Apego a dietas que no funcionanCada alimento, sea sólido o líquido, tiene un efecto, crea una reacción en nuestro cuerpo. Depende de nosotros el escoger uno u otro, somos los creadores de nuestra realidad.

Lo importante es no quedarnos apegados a una alimentación a nivel sensorial, de “me gusta” o “no me gusta”, ya que entonces estaremos tan solo bailando entre los sentidos y seremos esclavos de unas reacciones que no deseamos.

Es importante evitar


Alimentos que RETIENEN y ACUMULAN:

Alimentos con grasa saturada (bloqueante): todas las carnes (aves, embutidos, jamón, etc.) todos los quesos, huevos…
Excesos de sal y condimentos salados
Horneados de Harina y pan.

Alimentos que HINCHAN e INFLAMAN:

Altos en calorias: alcohol, bebidas gaseosas azucaradas, néctares de frutas, azúcar, chocolate, pastelería, bollería, helados, miel, sirope de arce, azúcar de caña, fructosa, sacarina, mermeladas con azúcar…

apostar por alimentos adecuados en tu dietaQue producen enfriamiento, apagan el fuego digestivo (entorpecen la eliminación de las grasas saturadas), producen retención de líquidos por debilitar los riñones: exceso de frutas tropicales y locales, zumos, verduras solanáceas (tomates, pimientos, patatas y berenjenas), helados, bebidas o comidas frías, leche de soja, tofu crudo, leche y yogures, kefir, alcohol y exceso de ensaladas crudas.

Altos en grasa saturada y con efecto enfriante (congelación de las grasas en nuestro cuerpo): lácteos blandos, todos los productos de coco, helados, exceso de aceite oliva.

Los alimentos adecuados


Una alimentación natural y consciente nos da el conocimiento de los efectos y reacciones de los alimentos, enseñándonos a escoger con más sencillez y libertad.

  • CEREALES INTEGRALES, para darnos energía y vitalidad.
  • LEGUMBRES Y PROTEINAS VEGETALES
  • FRUTOS SECOS Y SEMILLAS, que nos aportan grasa de buena calidad.
  • VERDURAS Y FRUTAS DE LA ESTACIÓN, nos aportan fibra, clorofila, minerales.
  • VERDURAS DEL MAR – ALGAS, regulan pH de la sangre, tonifican el sistema nervioso, huesos, músculos, nos depuran de la radioactividad.
  • CONDIMENTOS NATURALES

Dietas no, responsabilidad síSi nos adaptamos a estos conceptos, veremos que no necesitamos ni pensamos en el hecho del “depurar”.  Nuestro cuerpo está agradecido y nos honra apoyándonos incondicionalmente en el quehacer del día a día, haciéndonos sentir ligeros, vitales y con salud.

Si realmente deseamos adelgazar, podemos preguntarnos con sinceridad: ¿Estamos preparados para cambiar de hábitos? Está claro que lo que hemos hecho hasta ahora no nos ha funcionado, ya que no estamos contentos con los resultados.

Para poder respondernos a estas preguntas con autenticidad y humildad, tenemos primero que valorarnos por lo que SOMOS y no por lo que HACEMOS.

Debemos conectar con más profundidad con nuestra Esencia, bajar el volumen de nuestra vida y del ruido exterior, escoger tener más espacio a diario para nosotros, escuchando el susurro de nuestra Voz Interior, esta sabia parte de nosotros que sabe muy bien lo que necesitamos. Si conectamos con ella veremos muy claramente nuestro camino. Tendremos fuerzas para seguir con todo lo que la vida nos ofrece a diario, aprendiendo y libremente cambiando, explorando territorios desconocidos, no teniendo miedo al cambio.

sugerencias de una buena dietaSugerencias simples para depurar y ayudar a perder peso:

 

  • Verduras depurativas: alcachofas, espárragos, remolacha, endibias, hinojo, apio, setas y champiñones, rabanitos y nabos.
  • Verduras de hojas verdes, frondosas e intensas, y cocinadas muy ligeramente “al dente”.
  • Utiliza a menudo: jengibre fresco, ajo, especias y variedad de hierbas aromáticas frescas.
  • Aprende a cocinar verduras de raíz y redondas, de forma que se intensifique su dulce natural (vapor, estofado, horno, salteado largo, mantequillas), así no estaremos tan apegados a los azucares refinados.
  • Utiliza aceite de sésamo en lugar del aceite de oliva (es menos graso).
  • BEBIDAS DEPURATIVAS.  Infusiones hepáticas y/o licuados de verduras.
  • Incluye las PROTEÍNAS VEGETALES de formas diversas y gustosas.

 

#73742B

Montse BrandfordMontse Bradford
Experta de nutrición Natural y Energética.
Escritora y terapeuta de psicología
Transpersonal
y Vibracional.
Imparte seminarios por toda Europa.
Galardonada con el PREMIO VERDE 2008,
por su trayectoria profesional a favor
de la alimentación responsable y desarrollo sostenible.
www.montsebradford.es

Si quieres alimentarte de forma responsable empieza con esta receta «Ensalada con alioli de piñones» de Montse Bradford

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín