artículos

Esencia de Mujer. La energía femenina

Cuando hablamos de energía femenina a nivel de esencia, en lo más profundo e interior, vemos que todo lo que la caracteriza está en un mismo sitio y siempre en movimiento: los sentimientos, la aceptación, la harmonía, la presencia, el agradecimiento, el no juzgar, el amor…
En la energía circular de la Mujer cabe todo, al mismo tiempo, fuerza, dulzura y sensualidad. Instinto y sabiduría…
Todo en un lugar y en una danza perfectamente compenetrada.

La energía femenina

Esta  energía circular que lo mueve todo en una mujer, simplemente está allí: en quietud, intacto, completo.
La esencia de la Mujer es completa cuando nos damos cuenta de lo que Somos.
Cuando negamos de la intuición innata, ese saber de las entrañas, nos autodestruimos creyendo que hay que confiar en el pensamiento lógico y racional y la energía y fuerza más profunda en la esfera femenina se empieza a perder.
La esencia de la Mujer es completa cuando nos damos cuenta  que somos  pura creatividad, que podemos crear tantísimas cosas más a parte de Vida  en nuestro  vientre. Sin embargo, de la misma forma que podemos crear harmonía y estabilidad a nuestro  alrededor, también podemos crear  fácilmente Caos desde el  interior.
Dependerá de la estabilidad, equilibrio y neutralidad de cada una, de la capacidad de mantener la esencia guardada como un tesoro donde la aceptación, la paciencia y la fuerza pueden mantener la energía circulando sin dispersión.
La esencia de Mujer se desvanece poco a poco cuando empezamos a buscar fuera  lo que sentimos que nos falta: seguridad, estabilidad  y amor.
La esencia de Mujer se desvanece poco a poco cuando empezamos a buscar fuera  lo que sentimos que nos falta
Nos encontramos a veces yendo detrás de unos ideales intentando suplir las carencias que sentimos y creemos  que tenemos.

Energía femenina, energía masculina

Y en ese juego de conseguir algo que creemos que no tenemos al alcance, sentimos muchas veces  que nuestra pareja no cumple las expectativas que habíamos  proyectado en él y nos sentimos frustradas… amargadas, incompletas.
Desde ese espacio es fácil  empezar a juzgar, quizás juzgar  a todos los hombres que sin embargo jamás podrán satisfacernos o hacer que nos sintamos completas. Simplemente no es su tarea.
Y así es como  la energía circular femenina se empieza a disipar, la fuerza para contener y proteger el espacio también se dispersa, los límites se desdibujan y nos cansamos. La energía esencial con toda la creatividad, fuerza, instinto y sabiduría se ha ido…
La energía masculina y la energía femenina son muy diferentes, los dos funcionan de diferente manera colocándonos en dos polos opuestos tan atrayentes como un imán cuando todo está en su sitito…
Si a la energía femenina la podemos llamar circular, la del hombre sería en forma de falo, polarizada en dos y apuntando hacía un objetivo.

Qué quiere la energía masculina

La energía masculina necesita actuar, moverse al contrario de la energía femenina que requiere quietud y pasividad. Es un sistema energético que funciona como las flechas, apuntando siempre hacia un objetivo.
Los hombres necesitan retos para poder apuntar y utilizar su energía tal y como su sistema lo requiere. Necesitan proyectos y actuar para que su energía pueda fluir de forma natural.
No es una energía creativa como la de la mujer. No crea la vida de la misma manera como la mujer. Tampoco crea tan fácilmente caos y conflictos internos y es más difícil que se desestabilice su energía, tarda más en desequilibrarse.

Como ha afectado a la mujer el patrón de energía masculina

>Sí,  las dos energías forman parte del Todo, sin embargo solo el patrón de la energía masculina con su forma de funcionar es el que actualmente parece regir el modo de ser y actuar en la sociedad
las mujeres hemos aprendido a actuar como hombres para tener éxito en el mundo
Se apremia la actuación, los objetivos y las prestaciones, en definitiva todo lo que pertenece al mundo del hombre.
Las mujeres hemos aprendido a actuar como hombres para tener éxito en el mundo. Nos hemos subyugado a las luchas materiales para ser alguien.
Nos hemos sometidos a las tensiones y el stress, que hace que la mujer cada vez se cierre más a su energía femenina, volviéndonos insensibles y anestesiadas.

La energía femenina es como un río salvaje

La creatividad y fuerza  femenina que danza y atrae, no tiene lugar en la jerarquía de los negocios, en las estructuras y protocolos donde las mujeres se camuflan para parecer hombres en su supervivencia.
Las estructuras que están para controlar, ejercer y juzgar  destruyen la energía femenina en el  juego del control.
La energía femenina es como un río salvaje que no entiende de embalses y estructuras; en el preciso momento que se intenta forzar y encauzar el flujo del río, pierde toda su fuerza y gracia.
El amor existe en todas parte, el universo entero es Amor; es el pulso de nuestras vidas. Vamos buscando fuera sin darnos cuenta que llevamos el universo entero por dentro y todo el amor que contiene también. Una mujer que está en contacto con su amor siempre podrá sentir su energía y fuerza.
Pero si en el temor de sentirse vulnerable, con miedo a ser herida, fácilmente  va cerrando las puertas de acceso al sentir y  entonces aunque el amor sigue estando allí no lo sentirá. No lo vivirá.  Y quizás no se atreverá a abrir las puertas y experimentar el temor a sentirse vulnerable.

La tarea más importante

La tarea más importante de la mujer es estar en contacto con su propia energía, mantener su interior completo, intacto. Una mujer que compite con un hombre y que se comporta como un hombre crea conflictos en ella misma. No tiene posibilidad de enfocar la energía en forma de flecha como el hombre y al mismo tiempo “apartar los sentimientos».
La energía circular de la Mujer no puede cambiar su estructura y forma de funcionar en esencia por lo que se quedará completamente sin energía, quemada, desnuda y confusa en su intento de seguir en la estructura del hombre.
La mujer necesita estar muy anclada en la tierra, en su elemento aire y agua necesita tierra para su estabilidad, que es lo que simboliza la Madre Tierra: la tierna presencia que nutre, alimenta y da estabilidad a la familia.
mujer que se ama que reconoce su energía femenina
La energía femenina no tiene prisa, es como un imán que atrae constantemente. Los hombres necesitan cazar, actuar para mantener su energía viva. Las mujeres ya lo tienen todo.
La mujer necesita dar y recibir y nutrirse con la energía de las Mujeres para tener su propio sistema energético fuerte y vibrante. Y entonces,  atrae al hombre con su harmonía, amor y  fuerza que tiene dentro. Está en su esencia y eso es su reto.
Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Logo móvil Sanamente.net

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Summary
Esencia de Mujer – La energía femenina
Article Name
Esencia de Mujer – La energía femenina
Description
En la energía femenina cabe todo al mismo tiempo, fuerza, dulzura y sensualidad, también instinto y sabiduría… La esencia de la Mujer es completa cuando nos damos cuenta que somos pura creatividad.
Author
Publisher Name
Sanamente.net
Publisher Logo
Icono scroll arriba

Subcríbete a nuestro boletín mensual