artículos

Combatir las migrañas. Método Grinberg

Cualquiera que las sufre de forma constante sabe que combatir las migrañas no es tarea fácil, al final acabas por recurrir a los fármacos por no aguantar el dolor. El método Grinberg puede ser una buena solución, pero hay que entender primero qué puede detonarlas.

Combatir las migrañas con el método Grinberg, un artículo de Sanamente.net

Normalmente se suele asociar el sufrimiento de la migraña al dolor intenso, las náuseas, y la incapacidad de llevar una vida social normal.

También hay que tener en cuenta que el miedo constante al siguiente ataque de migraña influye decisivamente en el sufrimiento del paciente.

El conjunto de estas experiencias producen un estado de estrés que con el tiempo agota al paciente, reduciendo su resistencia hacia las adversidades de la vida.

Esto puede llevar a un estado de depresión y congoja, que a su vez tiene repercusiones negativas sobre la enfermedad.

el sufrimiento constante por migraña puede llevar a una depresión

Los detonantes

Desde este enfoque, podemos observar 2 condiciones que se dan al mismo tiempo para que se produzca un ataque de migraña:

Primeramente, debe haber un detonante, que desencadena en el cuerpo un estado de estrés más o menos intenso.

Tales detonantes pueden ser de naturaleza muy diversa:

La ingesta de un alimento mal tolerado
Puede ser un factor claramente físico…
  • La ingesta de un alimento mal tolerado (el más frecuente: el alcohol, pero también puede tratarse de intolerancias a la lactosa, o a gluten, por nombrar los más comunes).
  • Padecer candidiasis, como explicamos en el artículo «Candidiasis factores, síntomas y tratamiento» muy relacionado con los alimentos que tomamos.
  • Un trauma craneal, del que a veces solamente queda una cicatriz, un tejido fibrilar, el cual si cura mal, crea un tejido fibroso que puede ser el origen de la dolencia.
  • Una reacción hormonal: Muchas mujeres sufren los ataques de migraña alrededor de la menstruación, y frecuentemente, los ataques se reducen o incluso desaparecen en la menopausia. En otros casos, la migraña se inicia durante la menopausia.
  • El cambio del tiempo: el aumento o la reducción de la presión ambiental, las variaciones de temperatura, e incluso los cambios de la humedad atmosférica pueden crear estrés en personas meteoro-sensibles.
  • Irregularidades en el sueño: La falta continuada de sueño puede ser un detonante para la migraña, pero también se observa que un exceso de sueño puede tener el mismo efecto.
… y puede ser un factor emocional:
  • Una situación laboral incierta.
  • Un conflicto personal a nivel familiar o laboral.
  • Una sensación continua de miedo, angustia, o ansiedad.
Generalmente no suele darse un solo detonante, sino un compendio de diferentes factores que se juntan a la hora de producir el estrés corporal.
Migraña por factor emocional
En segundo lugar, debe haber la predisposición del paciente a sufrir migrañas. Mucha gente sufre de los detonantes arriba descritos, sin llegar nunca a sufrir una migraña.

Todavía no se sabe a ciencia cierta por qué unas personas sufren migraña (alrededor del 10% de la población en Europa) y otras no. Tampoco se ha definido con claridad qué pasa exactamente durante un ataque de migraña.

Existen varias hipótesis (la teoría vascular, la teoría neurogénica, la teoría de la hiper-irritabilidad), las cuales intentan dar una explicación al origen de la dolencia y encontrar un tratamiento ateniéndose a los factores fisiológicos descritos.

Los síntomas

Sin embargo, lo que sí se puede determinar con claridad, son tres efectos físicos comunes en todas las personas que sufren migrañas:
Síntomas de la migraña
  1. El paciente presenta un agotamiento general, marcado por un nivel energético bajo.
  2. El estrés físico creado por los diferentes detonantes, lleva a restringir la respiración y a tensar el cuerpo, especialmente en la zona de la espalda alta, los hombros y la nuca. El paciente reduce el flujo sanguíneo hacia la cabeza, y aumenta su susceptibilidad hacia el dolor.
  3. El paciente presenta una hipersensibilidad en la superficie del cráneo, frente, y zona alrededor del ojo afectado; el tacto en puntos específicos genera un dolor y una experiencia muy parecida a la migraña.

Obviamente, el primer paso para el tratamiento de migrañas será investigar los diferentes detonantes y, una vez determinados, actuar sobre ellos.

Sin embargo, cuando los detonantes no son claros, o no se puede actuar sobre ellos, proponemos el siguiente tratamiento de la migraña.

El Método Grinberg

El Proceso de Recuperación del Método Grinberg es un trabajo enfocado en crear un cambio profundo y rápido en una condición física que hace sufrir a la persona.

Se basa en la experiencia de que el cuerpo sana mejor bajo condiciones óptimas.

Se trabaja con el tacto e instrucciones, llevando toda la atención a notar la condición física, teniendo al mismo tiempo un nivel alto de energía. Se aprende a respirar en la zona afectada, a relajarse, a gestionar el dolor que siente la persona cuando le presta atención.

Todas estas lecciones se llevan a cabo de manera enfocada y concentrada para favorecer la intensidad con la que el cuerpo lucha por curarse.

¿Cómo funciona el método Grinberg?

Trabajamos en 2 líneas paralelas:

  1. Mejorar la condición física del paciente de la migraña: Mediante técnicas de respiración, tacto y atención el cliente aprende a soltar los esfuerzos y las tensiones generados por el estrés corporal y anímico. Mejora el flujo sanguíneo, sube su nivel energético, y se reduce la sensibilidad hacia el dolor.
  2. Trabajo con la hipersensibilidad craneal: A medida que el paciente recupera la capacidad de relajarse y respirar con profundidad, se trabaja sobre los puntos hipersensibles en el cráneo, frente y alrededor del ojo afectado.

¿Qué resultados caben esperar?

La migraña es una condición crónica.

El cuerpo del paciente se ha habituado a lo largo de los años al sufrimiento de la migraña, creando todo un conjunto de esfuerzos y tensiones que en parte sostienen el sufrimiento de la migraña y dificultan la recuperación.

podemos constatar una mejora de la condición  en casi la totalidad de los pacientes tras 4 sesiones consecutivas

Por tanto, el tiempo necesario para dejar de sufrir migrañas variará mucho en función de la persona: su situación personal, su capacidad de recuperación física, y su capacidad de aplicar lo aprendido en su vida cotidiana.

Aun así, podemos constatar una mejora de la condición  en casi la totalidad de los pacientes tras 4 sesiones consecutivas. Esta mejora se observa como una reducción de la frecuencia, de la intensidad, y de la duración de los ataques de migraña.

Para dejar de sufrir migrañas, estas 4 sesiones pueden ser suficientes para un 60% de los pacientes, llegando a controlar los ataques de migraña. Otro 25% de los pacientes requerirá una segunda tanda de 4 sesiones al cabo de 2 o 3 meses, y posiblemente una tercera tanda al cabo de otro período similar.

Para el restante 15% de los pacientes, el aprendizaje para dejar de sufrir de la migraña requerirá un proceso de recuperación más largo, entre 6 y 12 meses.

Roberto Espinagosa, Método Grinberg
Roberto Espinagosa

Qualified Practitioner of the Grinberg Method
Member of the IAGMP (International
Association of Grinberg Method Practitioners)
www.espinagosa.com

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Summary
Combatir las migrañas con el método Grinberg
Article Name
Combatir las migrañas con el método Grinberg
Description
Cualquiera que las sufre de forma constante sabe que combatir las migrañas no es tarea fácil, el método Grinberg puede ser la solución.
Author
Publisher Name
Sanamente.net
Publisher Logo
Icono scroll arriba

Subcríbete a nuestro boletín mensual