Recuperarnos después de verano - sanamente.net portal de salud natural

artículos

Recuperarnos después de verano

Hemos terminado las vacaciones y tendríamos que estar recuperados, con vitalidad y llenos de energía para reemprender nuestras actividades diarias.


Aquí hay las claves para recuperarnos después de verano, con un plan de acción para fortalecer y reforzar las defensas.

Generalmente, durante los meses de calor disfrutamos con más asiduidad de la naturaleza, deporte, vida social y estas actividades nos tendrían que ayudar a cargar nuestras baterías, para estar de nuevo a pleno rendimiento.

Pero a veces no es el caso.


Al terminar nuestras esperadas vacaciones y días de relax, algunos se encuentran cansados, sin energía y apáticos.

Puede que se hayan hecho muchos excesos y nuestro cuerpo nos lo comunica claramente. Incluso algunos sufren “depresión post vacacional”, que es simplemente un bajón energético a muchos niveles de nuestro ser:

  • Riñones débiles
  • Deficiencia y debilidad en el sistema nervioso
  • pH acido de la sangre, y con ello, la llegada de cansancio y apatía general…

Una alimentación “veraniega” …  con momentos de placer sensorial (helados, alcohol, exceso de crudos, exceso de grasas saturadas…)  nos llevan directamente a la desmineralización y debilidad general.

Vamos a crear un plan de acción para fortalecernos y reforzar el sistema inmunitario.

Para ello, hay que remineralizarse, cambiar nuestro pH de la sangre de ácido a ligeramente alcalino, ¿Cómo?

EVITA TODOS LOS ALIMENTOS CON EFECTO ACIDIFICANTE:

  • En lugar de proteína animal de grasa saturada (carnes, embutidos, jamón, quesos) usar más proteína vegetal, y también pequeñas porciones de pescado.
  • Toda clase de Alcohol, todos los vinagres (a excepción del de umeboshi).
  • Estimulantes (cafés, tes, bebidas gaseosas azucaradas…).
  • Azucares refinados y de efecto rápido (azúcar, miel, azúcar moreno, azúcar de caña, panela, estevia en gotas y en pastillas, edulcorantes artificiales, sacarina, agave, sirope de arce, chocolate, helados…).
  • Bollería, pastelería, toda clase de productos con levaduras.
  • Los productos del coco (grasa saturada).
  • Lácteos blandos (leche, mantequillas, yogures…).
  • La soja cruda en forma de leche, yogurt, tofu crudo…
  • Exceso de especies.
  • Fruta tropical.
  • Solanáceas (patatas, pimientos, berenjenas, tomates…).

Intenta de reducir el consumo de alimentos crudos (energía y efecto de enfriar) ya que el verano ha terminado y nuestro cuerpo necesita empezar a almacenar calor y nutrición.

Simultáneamente, EMPIEZA A INCLUIR EN TU DIETA más alimentos ecológicos de origen vegetal, que te aporten energía y vitalidad.

  • Toma, diariamente en cada comida, CEREALES INTEGRALES (arroz, mijo, trigo sarraceno, avena, quínoa, cebada…)
  • Aprende a cocinar platos suculentos y deliciosos de PROTEINAS VEGETALES (legumbres, seitan, tempeh, tofu…)
  • Incluye más VERDURAS de RAIZ y REDONDAS cocinadas en cocciones largas, con tapa, para que nos aporten calor, dulzor y energía.
  • También es importante verduras de HOJA VERDE, en cocción sin tapa- 3 minutos, para que nos depuren, y nos aporten: minerales, fibra, clorofila, hierro y calcio.
  • Descubre, e incluye a diario, una porción de VERDURAS DEL MAR (ALGAS), con su gran poder de remineralizar y alcalinizar el pH de la sangre.
  • Incluye caldos de verduras, en el que les puedes añadir un poco de algas y miso.
  • Toma infusiones tonificantes, como tomillo, romero, café de cereales, regaliz….

Nuestro cuerpo necesita ir reforzándose para ir preparándose para los meses de frío. Ya no tiene sentido tomar tantas ensaladas y frutas crudas.

Ves con cuidado con la fruta del final del verano como: uva, granadas, palosantos, caquis…. Son frutas con un alto contenido de azucares, y si abusamos de ellas, también nos desmineralizan.

Si deseas fruta es mejor que sea más neutra, local y de la estación, cocinada en forma de compotas, horno, siempre con una pizca de sal, para equilibrarla.

Si deseas endulzantes, opta por los endulzantes de cereales, tales como la miel de arroz, la melaza de ceba y maíz, la miel o sirope de mijo, quínoa…

DSC_7578_Montse Bradford
Experta en nutrición Natural y Energética.
Escritora y terapeuta de psicología Transpersonal y Vibracional.
Imparte seminarios por toda Europa.
Galardonada con el PREMIO VERDE 2008,
por su trayectoria profesional a favor de la
alimentación responsable y desarrollo sostenible.
www.montsebradford.es

No te pierdas la receta del «Consomé remineralizante» de Montse Bradford en este enlace.

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Subcríbete a nuestro boletín mensual