artículos

Cómo mantener la piel sana bajo el sol

Mantener sana nuestra piel sana y protegerla del sol durante todo el año es fundamental, pues es el órgano más grande del cuerpo y regula nuestra temperatura y la sudoración permite eliminar toxinas, debemos protegerla de manera eficiente y saludable.
Portada Piel sana bajo el sol artículo de Sanamente.net
Siempre nos ha gustado disfrutar del sol y las altas temperaturas pero, tras lo vivido durante la pandemia covid, lo necesitamos. Sin embargo, no podemos lanzarnos sin recordar las medidas de protección imprescindibles para no padecer los problemas asociados al exceso de radiación solar.

Cuida la piel de tu rostro y protégela del sol

Es recomendable utilizar productos cosméticos ecológicos o naturales, ya que a través de la piel pasan al torrente sanguíneo y son absorbidos por nuestro cuerpo.

La piel necesita renovarse antes de exponerse al sol. Se recomienda realizar una limpieza facial con una emulsión limpiadora para pieles sensibles, tonificar con un preparado de agua termal, exfoliar, aplicar una mascarilla, retirarla con agua termal y aplicar una crema revitalizante o super-hidratante con ácido hialurónico, plancton termal o extracto de camelia.

El cuerpo también necesita cuidados especiales

Cuidar la piel todo el año para que esté sana
Se recomienda una exfoliación completa, realizada con movimientos circulares desde los pies al cuello y prestando atención especial a los codos, las rodillas y los talones. Puedes preparar un exfoliante casero mezclando una taza de aceite de oliva, otra de sal marina y el jugo de medio limón.

Aquí te dejamos un vídeo de Maminat dónde puedes aprender a hacer un exfoliante casero.

El fotoprotector adecuado para tu piel

Se recomienda protección solar durante todo el año, verano e invierno. No lo olvides aunque desees broncearte. La protección diaria es imprescindible para prevenir el envejecimiento cutáneo y la aparición del cáncer de piel.

En verano la piel se deshidrata y aparecen más manchas y descamación dérmica. Para evitarlo es necesario usar un protector solar e hidratarse adecuadamente por dentro y por fuera. Conocer tu fototipo es fundamental para aplicar la protección adecuada.

A diferencia de los fotoprotectores convencionales, los ecológicos favorecen la síntesis de la vitamina D, son biodegradables, no tienen químicos ni interfieren el proceso natural de sudoración y su única desventaja es el menor grado de absorción y queda como una capa blanquecina sobre la piel.
Nivel de protector adecuado para protegerse del sol
Elegir el fotoprotector idóneo depende de diversos factores.

De manera general, debes optar por un fotoprotector con factor elevado, no escatimar en la cantidad, extremar las precauciones en zonas sensibles (cara, cuello, calva y orejas), ponerlo media hora antes de la exposición y repetir la aplicación a menudo sin esperar a notar “que te pica la piel”. Es mejor broncearse lentamente que someterse a un exceso de radiación.

Cuidar la piel después del sol

Aplicar cremas hidratantes para después del sol, nutritivas para compensar las pérdidas de vitaminas y minerales y otras específicas para evitar la aparición de radicales libres. Hidrata tu piel al máximo aplicando una crema adecuada por la mañana y por la noche.

Centros especializados

Puedes recurrir a las opciones que ofrecen los centros especializados. En ellos encontrarás lo que necesitas para disfrutar del sol.

  • Una sesión rápida que aporte luminosidad a tu rostro, lo oxigene y reduzca esas líneas de expresión envejecedoras. También te permite prevenir la aparición de manchas.
  • Aplicar mascarillas. Las hay para todo tipo de pieles y cualquier necesidad. Detoxificantes con arcilla, nutritivas con aceites, antiedad con retinol, antimanchas con ácido láctico, efecto lifting con péptidos estimulantes de colágeno, etc.
Para que su eficacia sea máxima se recomienda realizar una exfoliación profunda, aplicar una buena capa de mascarilla, colocar una gasa por encima para que sea más eficaz, eliminar completamente con agua templada, masajear la musculatura facial para estimular el tejido y favorecer la absorción de los principios activos.

A nivel nutricional tu piel estará más sana si...

Se recomiendan alimentos ricos en:

  • vitamina E y licopeno (sustancia química natural responsable del color rojo de frutas y verduras, con propiedades antioxidantes, presentes en el tomate),
  • probióticos (que refuerzan las defensas celulares y los encontrarás en los yogures)
  • y betacarotenos (son antioxidantes naturales presentes en los vegetales que nos ayudan a: sintetizar la vitamina A, estimular el sistema inmunológico y activar la generación de melanina. Se encuentran, especialmente, en frutas y verduras de color amarillo, naranja como las Zanahorias, rojo y verde, intensifican y prolongan el bronceado).


Carmen Reija
Farmacéutica,
Óptica y Tecnóloga de alimentos.
consejosdesaludintegral.com

Artículos relacionados

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
Logo móvil Sanamente.net

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Summary
Cómo mantener la piel sana bajo el sol
Article Name
Cómo mantener la piel sana bajo el sol
Description
Mantener sana nuestra piel durante todo el año es fundamental, pues es el órgano más grande del cuerpo y regula nuestra temperatura y la sudoración permite eliminar toxinas.
Author
Publisher Name
Sanamente.net
Publisher Logo
Icono scroll arriba

Subcríbete a nuestro boletín mensual