artículos

Gestionar la ansiedad después del confinamiento

Recientemente, quizás has escuchado alguna noticia acerca del síndrome de la cabaña (muy relacionado con la ansiedad), definido como el estado de miedo o pánico a salir de casa tras el confinamiento provocado por el Covid-19.

ansiedad después confinamiento covid-19En esta situación se produce la asociación de que el peligro está fuera del hogar y por eso las personas tienen que quedarse dentro, de modo que se concibe la casa como el sitio seguro.

Parece que quedarse en casa es la mejor opción para evitar la ansiedad que supondría salir a la calle y este mecanismo es el que retro-alimenta el síndrome.

Factores que pueden influir en la ansiedad por covid-19

sobre información del covid-19Entre los factores que pueden influir, en esta ansiedad, está la sobre-exposición a las noticias, que provoca que las personas queden enredadas en un bucle de pensamientos.

Esto deriva en un aumento de la ansiedad, asociada al hecho de volver a salir a la calle después del período de confinamiento.

Algunas de las recomendaciones:
  • Reconocer y sentir el miedo para que disminuya.
  • Potenciar la resiliencia y retornar de manera gradual y progresiva a la normalidad (al ritmo que cada persona pueda sostener y necesite).

Un profesional puede ser de gran ayuda

No temas pedir ayuda, no es nada malo, a veces no podemos solos con la situación, y ésta que estamos viviendo es una situación nueva y durísima para muchas personas.

pedir ayuda no es malo, ni está mal vistoPor ello, este proceso puede ser guiado por un profesional, que facilite el acompañamiento y la integración de los elementos antes descritos.

Ansiedad, miedo, angustia, preocupación…son estados que todos hemos sentido durante los últimos meses.

Cuando hablamos de ansiedad, nos podemos referir tanto a un trastorno de ansiedad diagnosticado, como al estado ansioso que cualquier persona puede sentir en determinados momentos de su vida, o bien a un estado de preocupación excesiva frente a unos hechos concretos.

Visión integrada para tratar la ansiedad

El común denominador en estas situaciones es una respuesta emocional, un sentimiento de inquietud/malestar y síntomas somáticos, de tensión en mayor o menor medida dependiendo de la afectación y del grado de conciencia del malestar.

Por lo tanto, en la ansiedad existe un componente psicológico y una afectación física (corporal) de una parte del cuerpo o de varias.

visión integrada del tratamiento de la ansiedadPor ejemplo, si nosotros nos sentimos ansiosos, nuestra respiración puede ser más superficial y en lugar de utilizar correctamente el músculo diafragma podemos utilizar otra musculatura accesoria (como el músculo trapecio, el ECOM…) y sobrecargarla: la biomecánica del diafragma se altera y pueden aparecer contracturas musculares, pérdida de tono vital o de energía, malestar, dolor…

Desde una visión integrada para tratar la ansiedad, disponemos de diferentes técnicas que nos ayudan a disminuirla. Estas técnicas provienen de diversas disciplinas o conocimientos como la psicología, la fisioterapia y las terapias naturales.

Las técnicas corporales que utilizo en mis intervenciones son: trabajos de relajación, los ejercicios respiratorios y la aplicación manual de las terapias naturales (terapia holística de polaridad y craneosacral).

Cómo ayudo a mis pacientes, la metodología

Terapia de ayudaEn una primera fase,

consiste en ayudar a detectar aquello que nos provoca la preocupación. Pensar en ello, ponerle un nombre y definirlo nos permitirá ordenar, priorizar y jerarquizar las preocupaciones.

Dicho de otra manera, al reconocer la preocupación, estamos poniendo la atención en ello y lo hacemos más evidente y consciente. Este es el primer paso para disminuir la preocupación o bien la ansiedad.

En una segunda fase,

tenemos que localizar en el cuerpo las partes con las que relacionamos la ansiedad, es decir, aquellas zonas más tensionadas o dolorosas.

Las partes pueden variar de unas personas a otras, por ejemplo, podemos sentir tensión en la zona de los trapecios, en la musculatura suboccipital, por debajo de las clavículas, en las escápulas, en la zona lumbar….

ejercicios de respiraciónEn la tercera fase,

puedo valorar que técnicas son más útiles y adaptarlas a las características del paciente. Por ejemplo, una persona puede estar más receptiva al trabajo cognitivo (hablar y elaborar acerca de las preocupaciones…) o al trabajo a través del cuerpo (sentir una parte dolorosa o rígida…).

De todas las técnicas corporales que hemos expuesto, valoraré si para la persona resulta más adecuado y/o beneficioso aprender un ejercicio respiratorio, practicar una técnica de relajación, la aplicación de terapia manual o bien la combinación de diferentes técnicas, en función de la evolución del paciente.

En definitiva

La estructura que suele tener una sesión es la siguiente:

terapias corporales que forman parte de mi tratamiento de la ansiedad generada por covid-19

  • Identificación de las preocupaciones/molestias y ordenarlas.
  • Identificación de las partes del cuerpo donde la persona percibe el dolor, la tensión…
  • Se acostumbra a realizar un pequeño ejercicio de conciencia corporal para aprender a sentir y escuchar el cuerpo.
  • Aplicación de las técnicas más adecuadas: fisioterapia, técnicas de relajación, ejercicios respiratorios o bien terapias naturales.

En la mayoría de casos, los mejores resultados se obtienen con la combinación de las diferentes herramientas.

Judit Puig Ariasol

 






Judit Puig Ariasol

Psicóloga y fisioterapeuta
formada en terapias naturales
juditpuig.cat
Barcelona

Si te ha gustado este artículo te recomiendo que visites la Agenda dónde Judit Puig tiene varios eventos.

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín