Harinas refinadas, un ataque lento a tu organismo - Sanamente.net

artículos

Harinas refinadas, un ataque lento a tu organismo

En este artículo de harinas refinadas te cuento cómo es el proceso de refinado y porqué son un ataque a tu organismo, espero que estos datos te hagan replantearte una dieta que no los incluya.

Harinas refinadas ataque al organismoCuando hablamos de harina nos referimos a un polvo rico en almidón de consistencia agradable que se obtiene moliendo semillas de numerosos cereales como el centeno, el maíz o el trigo.

También se comercializan otro tipo de harinas como las de girasol, avena, arroz, yuca, quinoa, castañas, lentejas, garbanzos, trigo sarraceno o soja.

Mecanismo general de obtención de harinas

La harina de grano entero (tal como se produce en la naturaleza) suele estar formada por el salvado, el germen y el endospermo. Los dos primeros suelen desecharse, utilizando únicamente el endospermo durante el descascarillado y la molienda.

El proceso de refinado

proceso de refinado1Le confiere a la harina el “apreciado” color blanquecino, lo que sucede de manera habitual con la de trigo, creándose en dicho procedimiento partículas aún más finas al eliminarse los otros componentes de la harina de grano entero.

Además, en el proceso de refinado se utilizan blanqueadores, oxidantes, potenciadores del sabor y estabilizantes. Son compuestos químicos que desnaturalizan más el alimento.

El resultado no es inocuo.

El cereal pierde parte de sus propiedades nutricionales (disminuye el aporte de fibra, proteínas y ciertas vitaminas y minerales) y deriva en un producto más pobre nutricionalmente que las harinas integrales.

Efectos del refinado de las harinas

Cuando ingerimos harina refinada, la supresión de componentes descrita eleva el índice glucídico e incrementa los niveles de glucosa en sangre, obligando al páncreas a realizar un trabajo extra.

a base de harina refinadaSe generan picos glucémicos que provocan una prematura sensación de hambre que nos impulsan a una nueva ingesta.

Además, la harina refinada y los productos elaborados con ella resultan muy poco saciantes, lo que nos induce a comer una mayor cantidad de alimentos que aportan un alto número de calorías.

Cuando se añaden a la harina otros elementos que aumentan el balance glucémico (como azúcares en productos de bollería industrial, galletas, snacks, pastas y platos precocinados como las pizzas), el efecto se multiplica exponencialmente.

¿Qué le sucede a tu cuerpo ante la ingesta de harinas refinadas?

El organismo reacciona ante la invasión rápida de azúcar en la sangre, provocando que el páncreas libere insulina a toda velocidad. También se deja de generar glucagón (hormona que actúa en el metabolismo del glucógeno), encargado de que no se sienta hambre.

la harina refinada puede producir diabetesDe inmediato, se activa la vía metabólica que se ocupa de la oxidación de la glucosa para obtener energía, pero en este caso, al producirse en exceso y tan rápida la liberación, no consigue consumirlo y lo acumula en forma de grasa.

Así se produce un pico positivo poco duradero e, inmediatamente, una bajada de energía igualmente veloz, que genera la elevación de los niveles de adrenalina, dopamina y cortisol en la sangre.

Estas hormonas del estrés se activan como respuesta para contrarrestar los efectos secundarios de la pérdida de energía (sudoración, mareos, etc.) y que, en cantidades desequilibradas, producen efectos adversos para la salud.

¿Cuáles son los efectos negativos sobre el organismo?

Muchas patologías que se han incrementado notablemente en los últimos años aparecen favorecidas precisamente por el consumo excesivo de esta clase de alimentos hipercalóricos.

Los expertos señalan que producen un aumento de riesgo de padecer diabetes, sobrepeso, dificultan la digestión, aumentan el riesgo de enfermedades inflamatorias, pueden producir intolerancias y elevan el riesgo de depresión, según los estudios que han realizado.

¿Cómo puedes localizar las harinas refinadas?

los embutidos contienen harina refinadaLas harinas refinadas pueblan nuestras despensas y neveras. Podemos encontrarlas en alimentos tan poco sospechosos de contenerlas como los embutidos o fiambres (el socorrido jamón cocido también las contiene, aunque te cueste creerlo).

La clave para localizar las harinas refinadas es analizar cuidadosamente la etiqueta en la que se incluyen los ingredientes. Ahí aparece indicado si un alimento incluye harina de trigo, almidón, féculas, harinas refinadas, etc.

Muchos productos alimenticios de origen industrial poseen almidón, féculas y gelatinas entre sus ingredientes. Estos compuestos se utilizan para darles solidez, estabilidad y homogeneidad a los alimentos elaborados con ellos.

harina de trigo entero volver a lo tradicional Es importante señalar que podemos evitar estos compuestos si prescindimos de los alimentos procesados y nos apuntamos a una dieta más natural, con más ingredientes frescos y menos productos procesados.

Aunque parece difícil eliminarla por completo de la dieta, existen alternativas saludables para sustituirlas en una amplia variedad de recetas. 

En el artículo «tipos y propiedades de cereales con gluten» podrás ver que hay muchas opciones alternativas y saludables a las harinas refinadas.

Lo mismo con el artículo «tipos y propiedades de cereales sin gluten» para las personas celiacas.

Carmen Reija colaboradora de Sanamente.net

 

Carmen Reija
Farmacéutica,
Óptica y Tecnóloga de alimentos.
misconsejosparatusalud.blogspot.com

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Subcríbete a nuestro boletín mensual