artículos

¡¡Anímate con la danza oriental!!

Llevamos una vida ajetreada, donde la mayoría de veces, el estrés se apodera de nuestro día a día. La práctica de la danza oriental puede ser de gran ayuda en muchos aspectos.

danza oriental nos ayuda a recuperar nuestro centroGran parte de la población, sobre todo urbana, acumula un exceso de responsabilidades, donde las presiones son constantes, y en consecuencia nuestro cuerpo lo padece.

Para recuperar ese equilibrio, y la falta de confianza en cada una de nosotras, es muy recomendable la práctica de una de las danzas más completas, a nivel físico y mental: la danza oriental.

La danza oriental

Nos ayuda a afrontar nuestra realidad con más optimismo y estabilidad. Puede colaborar en la búsqueda del equilibrio perdido, y contribuye ampliamente a la toma de consciencia de los mecanismos corporales fundamentales, en especial los del centro de gravedad y de la fuerza vital del organismo.

El entrenamiento de esta danza, repercute en muchas partes del cuerpo, fortaleciendo los músculos del abdomen, la parte inferior de la espalda y en particular la pelvis.

La danza oriental repercute favorablemente en nuestro cuerpo

Por otra parte, la danza oriental coordina los músculos y los nervios con la mente. Cuando el oído capta la música, el cuerpo se manifiesta y se fusiona con la melodía, y esta fusión provoca a la bailarina una sensación sumamente placentera, que se podría denominar felicidad.

Su origen

El origen preciso de este elegante y armónico baile, es incierto. Probablemente se trata del resultado de una combinación de elementos propios de diferentes países de Oriente Medio y el Norte de África.

Los antiguos egipcios tomaban el baile como un deporte, y la danza oriental era una danza sagrada, que preparaba a las mujeres vírgenes para hallar la armonía de su cuerpo y su mente, preparándolas física y mentalmente para la fecundidad.

Los europeos, instituyeron el nombre de danza del vientre a la danza oriental, en el siglo XIX, cuando viajaron a estos países y quedaron fascinados por los sensuales y eróticos movimientos que las bailarinas profesaban.

El origen de la danza oriental o danza del vientre

Sus raíces se encuentran en danzas religiosas y populares, en el que el protagonista es el vientre como símbolo de fertilidad.

Es un baile idóneo para las mujeres, y también puede resultar beneficioso a los hombres, sin importar la edad, ni la condición física.

Se trata de una danza muy expresiva, en la que intervienen movimientos lunares y solares. Los lunares son movimientos suaves, concretamente circulares y ondulantes, como los ocho, y los solares son muy marcados, como por ejemplo los golpes de cadera.

Sus beneficios físicos

La danza oriental es una danza muy completa, que trabaja el sistema muscular y articular, de forma armónica en relación al cuerpo, sin someterlo a movimientos severos.

Los beneficios de la danza oriental con muchísimos, a nivel físico y psicológicoFavorece la musculatura funcional, que es la que necesitamos para sentirnos más ágiles en nuestro día a día.

Sus aportaciones, por lo que hace al bienestar corporal, son infinitas. La danza oriental mejora: la flexibilidad articular, tonifica los músculos, corrige los vicios posturales y ayuda al desarrollo y potenciación de la armonización y coordinación de nuestros movimientos.

Además, nos ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema respiratorio, mejora la circulación y consecuentemente el sistema cardiovascular y el tránsito intestinal.

Los movimientos centrados en la zona pélvica influyen en el funcionamiento de los órganos sexuales internos de la mujer, aliviando dolores menstruales y menopáusicos.

También ayuda a combatir la depresión, el nerviosismo y la neurosis; patologías corrientes en nuestros tiempos.

Beneficios psíquicos

Ayuda a desbloquearnos y generar cambios de actitudes para sentir más seguridad ante la vida. Es una danza que tiene la capacidad de traducir lo que sucede en nuestro interior, encontrando en esta forma de manifestación un gran alivio, tranquilidad y armonía.

mejora tu autoestima practicando danza orientalLa danza oriental, además, ayuda a recuperar la confianza en una misma y a vencer viejos miedos. Realza la feminidad pudiendo a la vez explotar ese poder de seducción, venciendo prejuicios impuestos por la sociedad.

Se trata de una danza muy completa y rica dentro del crecimiento personal. Es un baile que valora la capacidad de improvisación, de creatividad y sobretodo, de la expresión de sentimientos.

La danza oriental os hará sentir especiales debido a su sensualidad y sutileza. Con el tiempo las inhibiciones se vencerán para dar paso al bienestar con el propio cuerpo.

Formaciones y talleres

La formación en la danza oriental puede disponer de varias posibilidades:

  • Terapéutica. se captan los beneficios de la danza oriental consciente, y se integran las diferentes partes del Ser en una Unidad.
  • Bailarina. Ofrece una formación completa a las personas que desean convertirse en bailarinas profesionales de Danza Oriental para que puedan alcanzar el máximo nivel, adaptado a las capacidades de cada una.
  • Profesora. Proporciona los conocimientos y herramientas para poder impartir clases de Danza Oriental con buena calidad técnica y comunicativa.

 

logo vida kinesiología
El equipo de Vida Kinesiología
www.vidakinesiología.com
935 684 024

 

Si quieres saber sobre más formaciones, no te pierdas nuestra página «Formaciones profesionales«

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín