Comer bien y sostenible, bueno para ti y para el planeta - Sanamente.net

artículos

Comer bien es imprescindible para tu salud, y de forma sostenible, importante para el planeta

Por suerte, cada vez estamos más concienciados sobre la importancia que tiene comer bien, es decir llevar una dieta saludable y además ha aumentado la preocupación sobre productos ecológicos y de proximidad, siendo más sostenible con el planeta; con lo que hemos visto aflorar una gran cantidad de oferta en los últimos tiempos.

comer bien y de forma sostenible Recibimos suficiente información, tenemos acceso a especialistas sanitarios a los que consultar y queremos no sólo curarnos, sino prevenir problemas, lograr una mayor calidad (y cantidad) de vida siendo respetuosos con nuestro entorno.

Elige tu camino hacia una dieta saludable

La investigación actual nos permite conocer las propiedades reales de los productos que consumimos y tomar las decisiones más adecuadas para proteger nuestra salud.

Existen infinidad de opciones y dietas múltiples (vegetarianismo, veganismo, crudivorismo, etc.) que preconizan sus ventajas específicas. A ti te toca elegir la que consideres más adecuada tras evaluar personalmente sus ventajas e inconvenientes.

Comer bien y cuidarse

alimentación saludable es una opción de vida consciente Nuestra alimentación constituye la base de una vida sana y, junto a otros consejos bien conocidos (beber agua, dejar de fumar, evitar el consumo de alcohol, no aumentar de peso, hacer deporte, respirar correctamente, mantener medidas higiénicas, etc.), nos ayuda a prevenir problemas de salud.

Debemos recordar que nuestro organismo necesita nutrientes esenciales para mantenerse en buenas condiciones y que no todo lo que comemos los aporta de la misma forma.

Otro punto de vista sobre una alimentación saludable que puede resultarte interesante la tienes en el artículo «¿Comes sano, equilibrado y en positivo?«

8 tips para comer de manera inteligente y sostenible

Nuestra salud no empieza y acaba en nuestro cuerpo, debemos ser conscientes que todo el proceso que lleva un producto a nuestra mesa, influye decisivamente en nuestro entorno y por tanto también en nuestra salud.

El objetivo debe ser conseguir sostenibilidad y ahorro energético para cuidar no solo nuestra salud, sino también el medio ambiente. Se recomienda:

elegir productos frescos y de proximidad favoreciendo la vida más sostenible
  1. Elegir alimentos frescos, de temporada. En cada estación (y zona) hay unos productos hortícolas determinados que están en su mejor momento de sazón; debemos comprarlos porque son los más económicos y además contienen son los nutricionalmente más adecuados.
  2. Aprovechar la ventaja de las proteínas vegetales (legumbres, frutos secos, etc.) más saludables a nivel individual y son sostenibles.
  3. Consumir productos de cercanía para evitar la agresión ambiental que supone su transporte entre puntos geográficos normalmente muy alejados. Los alimentos ecológicos respetan el medio ambiente, pues no utilizan compuestos químicos nocivos (que dañan el medio) y favorecen la producción local (lo que evita la contaminación que genera su transporte).
  4. Planificar tu compra y elegir dónde comprar. Aprovecha el comercio local y la compra a granel y así evitar el exceso de plásticos para envolver los artículos adquiridos.
  5. Conservar los alimentos en casa en función de sus necesidades específicas. Utilizar electrodomésticos eficientes que reducen el consumo energético y ser cuidadosos con su mantenimiento.
  6. Si tienes que congelar un alimento debes hacerlo a temperatura muy baja y en poco tiempo; la descongelación es justo al contrario (ir aumentando gradualmente la temperatura pasándolo a la nevera y dándole tiempo). Lo mejor es consumirlo en el momento de su adquisición, sin necesidad de congelar y descongelarlo. evitar productos preparados o precocinados es básico para comer bien
  7. Evitar los productos preparados, precocinados, etc. Contienen mucha sal, conservantes y colorantes que son perjudiciales para la salud. No caigas en la tentación porque resulten cómodos; son caros y causan trastornos en tu organismo.
  8. No abuses de productos excesivamente envasados y, si a tus manos llegan envases, sepáralos adecuadamente y recíclalos en los puntos habilitados para ello.


Consejos para una cocina ecológica, económica y saludable

Cocinar de manera adecuada constituye un punto crítico para garantizar la salubridad de tus alimentos y un consumo sostenible que favorezca a toda la sociedad.

consumir alimentos crudos es la cocina más saludable y sostenible Aquí te dejamos unos prácticos consejos para ayudarte en el día a día:

  • Cocinar de manera natural con poca sal y usando aceites de buena calidad. Optar por una cocción suave (para evitar la pérdida de vitaminas), plancha (con poco aceite), horno o en papillote. Tapar la olla para reducir tiempo y no perder potencia calorífica.
  • Si consumes alimentos crudos reduces el consumo energético que precisa el cocinado.
  • Evita freír los alimentos y, si lo haces, procura que queden lo más “secos” posible eliminando el aceite sobrante apoyando los alimentos fritos en una servilleta absorbente.
  • Utiliza una cocina energéticamente eficiente: lo mejor es el gas, seguido de la inducción y, por último, la vitro.
  • Utiliza las técnicas correctas que implican cocinar menos veces y en mayor cantidad. Así aprovecharás el tiempo y la energía. Es decir, cuando cocines hazlo en más cantidad y guarda las raciones sobrantes para otro día. Gastas más o menos la misma energía cocinando para 2 que para 4.
  • No tires lo que te sobra. Puedes reutilizarlo preparando revueltos, batidos, cremas, purés, croquetas, etc.


Comer sano es el principio para cuidar, cuidarse y cuidarnos

es principal pensar en nuestros hijos y enseñarles principios de vida sostenible Debemos ser muy cuidadosos desde el principio. Primero, lo que rodea a nuestros hijos (su alimentación, estilo de vida, etc.) y su desarrollo mental y físico convierte en imprescindible que coman de manera adecuada y hagan ejercicio diariamente.

También podemos aplicarlo a los adultos, debemos cuidar la dieta, hacer ejercicio, evitar el estrés. Y, por supuesto, a las personas de más edad, que constituyen un grupo especial por sus características socio-sanitarias peculiares.


Carmen Reija colaboradora de Sanamente.net

Carmen Reija 

Farmacéutica,
Óptica y Tecnóloga de alimentos.
misconsejosparatusalud.blogspot.com

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Subcríbete a nuestro boletín mensual