10 sencillos consejos para organizar tu despensa - Sanamente.net

artículos

¿Cómo te puede ayudar organizar tu despensa?

Si algo podemos sacar de positivo durante estos meses de confinamiento y coronavirus ha sido la vuelta a las cocinas, re-descubrir los fogones y prepararnos comidas sabrosas, saludables y caseras, pero debemos aprovechar también para darnos cuenta de la importancia de tener bien organizada nuestra despensa.

organizar tu despensa

Según datos del Ministerio de Agricultura, pesca y alimentación, los hogares españoles tiraron comida por un total de 1339 millones de kilos en 2018, lo que supuso casi un 9% más con respecto al año anterior.

Una buena organización de tu despensa te ayudará a comer variado, más sano y a elaborar tus platos para toda la familia en menos tiempo. Además lo harás de una forma sostenible y respetuosa con el planeta porque reducirás el desperdicio alimentario, lo que además te hará ahorrar dinero.

¿Cómo organizo mi tiempo?

 

Es cierto que así de entrada, nos puede parecer complicado tener en cuenta el hecho de organizar la despensa. Tienes poco tiempo para cocinar, recoger, hacer la compra y todo lo asociado a la elaboración de menús saludables para los miembros de la casa.

toda la familia ayuda en las tareas de la casa

Así que está claro, que lo primerísimo a hacer es organizarnos nosotros mismos para poder realizar una nueva tarea.

La situación puede llegar a desbordarte y convertirse en un problema porque la tensión por no “poder hacerlo” se va acumulando.

Para ello, es importante percibirlo como una actividad compartida y que no exista un único responsable del avituallamiento y organización de la despensa y de la casa.

Todos los miembros del hogar pueden participar en la tarea y aportar sus ideas para facilitar el buen funcionamiento de la dinámica diaria.

Organizar tu despensa te ayuda a ahorrar dinero

No podemos dejar de comer, es una obviedad, pero sí podemos hacerlo más racionalmente. Pequeños detalles realizados todos los días te permitirán ahorrar más de lo que te imaginas.

consejos para organizar tu despensa

  • Gestionar lo que compras y organizar tus menús es bueno para tu salud y también para tu bolsillo. Antes de ir al mercado, mira lo que tienes en tu despensa y evita acumular alimentos que no necesitas.
  • Elige productos de temporada (más económicos) y combínalos con lo que ya tienes (¿por qué no un “fondo de despensa” o sólo vale para la ropa?).
  • Calcula la cantidad de comida que debes preparar en función del número de comensales y evita que sobre demasiada.
  • En caso de que sobre comida, recuerda congelar o conservar de manera adecuada. Organizar bien tu despensa de platos cocinados, puede ayudarte además a ahorrar mucho tiempo.

Ten en cuenta la capacidad de tu despensa

Ten en cuenta el espacio libre Cuando vayas a elaborar la lista de la compra acércate a tu despensa y échale un ojo. Piensa que lo que compres tendrás que guardarlo ahí y que, evidentemente debería poder entrar.

Guardar alimentos en lugares inapropiados o dejarlos en el suelo, supone acortar su capacidad de conservación. Organizar tu despensa supone también tener en cuenta el espacio libre que le queda.

La capacidad de almacenamiento con la que cuentas, se convierte en un factor limitante del que depende lo que podemos permitirnos colocar en su interior.


Elementos imprescindibles en tu despensa

Para evitar problemas a la hora de hacer la compra para llenar tu despensa y adaptarte a su capacidad de almacenamiento real, puedes elaborar una lista racional con los productos de uso habitual o básicos.

Es decir, aquellos alimentos que usas más o que forman parte de la base para elaborar tus platos.

elabora una lista de la compra teniendo en cuenta el espacio de tu despensa

  • Incluye alimentos de larga duración a los que recurrir en cualquier momento. Destacarían: arroz; pasta; legumbres (frescas y en conserva); conservas de pescado, vegetales y marisco (sardinas, berberechos, mejillones, caballa, atún, alcachofas, pimientos, etc.); bricks de leche (adaptada a todos los miembros y sus necesidades); tomate (triturado, salsa, etc.); salsas; especias; miel; azúcar; aceite; etc.
  • Un stock de artículos de limpieza (detergentes, suavizante, lejía, etc.) y productos cosméticos e higiénicos de uso habitual (gel de baño, champú, pasta de dientes, papel higiénico, etc.) que utilizarás a medida que los vayas necesitando. No deben estar junto a los alimentos: puedes guardarlos en otra alacena, en los armarios del baño (los cosméticos) o en la zona de la lavandería (los de limpieza).


10 consejos para organizar la despensa

Teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora, recogemos aquí 10 consejos básicos y fundamentales que te ayudarán en el cometido de comer más variado, ahorrar tiempo y dinero y no malgastar alimentos.

Sigue estos 10 sencillos consejos para organizar adecuadamente tu despensa:

  1. Cuando vaya a comprar ten siempre en cuenta tu lista y el espacio que tienes en tu despensa. No caigas en la tentación de las ofertas, pueden no ser lo que necesitas. Piénsalo antes de comprar porque, aunque sea barato, si tienes que tirarlo te saldrá muy caro.
  2. Limpia la despensa con productos adecuados. Es recomendable vaciarla y limpiarla una vez al mes (o cada dos meses como máximo) para mantener la higiene y controlar lo que contiene.
  3. Revisa las fechas de caducidad y consumo preferente incluidas en las etiquetas para que no se estropeen y ocupen un espacio que necesitas para otros elementos.
  4. Como el espacio de la casa suele ser reducido, no acumules nada innecesario y no lo repongas hasta que se vaya acabando.
  5. utiliza tarros de cristal para guardar legumbre y cereales, es más sostenible y falicita el orden de tu despensa Utiliza colgadores para los embutidos, tarros de cristal para las legumbres, bolsas para las galletas, etc. La visibilidad es fundamental: meter arroz, cereales o legumbres en tarros de cristal te ayudará a controlar la disponibilidad y no abrir otro paquete o comprar innecesariamente. Si usas bolsas, ciérralas con una pinza.
  6. Coloca lo que utilizas habitualmente a la altura de tus ojos para no despistarte. Lo que menos utilizas, detrás y los recipientes más pequeños, delante.
  7. Coloca los que caducan antes delante. Es incómodo porque tienes que moverlos cada vez que haces la compra, pero el beneficio supera la incomodidad.
  8. Agrupa los alimentos por categorías: pasta, conservas, especias, aceite, etc. o los que vas a cocinar juntos (alcachofas, garbanzos, atún, por ejemplo).
  9. Pon debajo lo más pesado: patatas, leche, agua, etc. En la parte superior, menos accesible, coloca lo que usas menos: servilletas de papel, papel de cocina, etc.
  10. No pongas alimentos en el suelo (salvo patatas o botellas de aceite, por ejemplo, que no van a sufrir contaminaciones).

Si quieres tener en cuenta para hacer tu lista comer bien y de forma sostenible no te pierdas el artículo.


Algunos consejos extra

No es lo mismo llenarla de cero que reponer lo ya consumido, si tu despensa está vacía, elabora una lista con los elementos esenciales y no la tires para poder evaluar si lo que has comprado ha sido “imprescindible” o puedes dejar de adquirirlo.

Si te enfrentas a una despensa vacía, tómatelo como una oportunidad de empezar una buena organización de la misma.

No te agobies ante la “despensa en blanco” y haz que todos los miembros de la familia se involucren desde el principio.

Carmen Reija colaboradora de Sanamente.net
Carmen Reija 

Farmacéutica,
Óptica y Tecnóloga de alimentos.
misconsejosparatusalud.blogspot.com

Si te ha gustado este artículo, ¡¡Compártelo!!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

sanamente-horizontal-300x119

+34 671 070 101

contacto@sanamente.net

suscríbete a nuestro boletín

Subcríbete a nuestro boletín mensual